Saltar al contenido (pulsar Return)

Las aulas de la EPSEVG acogieron la semana pasada las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) con buenas medidas de seguridad sanitaria

Las aulas de la EPSEVG acogieron la semana pasada las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) con buenas medidas de seguridad sanitaria

Este año se ha desarrollado una nueva edición de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) en la 'EPSEVG durante los días 7, 8, 9 y 10 de julio de 2020.

El nivel de participación en ediciones anteriores era casi del orden de 800 estudiantes entre los dos edificios. Este año muchos estudiantes se han examinado en centros de apoyo como consecuencia de las medidas de seguridad sanitaria marcadas por los protocolos del COVID-19. En estas circunstancias, la participación ha sido ligeramente superior a un tercio de las anteriores ediciones, siendo esta de 354 estudiantes repartidos entre los dos edificios (152 estudiantes en el edificio principal y el resto en el aulario). En el edificio principal (VGA) se examinaron los estudiantes de los Institutos Joan Ramon Benaprés de Sitges y del Manuel de Cabanyes de Vilanova, y el aulario (VGB) lo hicieron la Escola Pia de Vilanova y de Sitges, Institut Cubelles , Institut Vinyet de Sitges y los Institutos Joaquim Mir y Baixamar de Vilanova.

 La ocupación de las aulas se ha alcanzado casi en su totalidad, tanto en el edificio principal como en el aulario, por lo que la distribución de los chicos y chicas respetaba las medidas de distancia establecidas en el Protocolo de Educación, siendo la ocupación de cada aula de entre un 30% y un 35% de su capacidad real en las pruebas de máxima asistencia (asignaturas obligatorias) y de entre un 10% y un 15% en el resto de materias. Cabe destacar que todos los estudiantes venían con las respectivas mascarillas, sin embargo, en las aulas no siempre la llevaban puesta.

Han sido unas PAU diferentes donde todo el mundo se ha implicado. El personal de administración y servicios (PAS) ha dedicado un gran esfuerzo en que todo saliera bien. Las aulas disponían de gel hidroalcohólico instalado a la entrada de las mismas, los asientos estaban debidamente señalizados y se indicaba los que no se podían ocupar, las ventanas y las puertas estuvieron abiertas durante los 4 días de las pruebas de manera que el aire se renovaba constantemente para tener una adecuada ventilación. También debemos destacar que este año la temperatura ambiente fue moderada y no se notó sensación de excesivo calor como otros años. Las entradas y salidas tanto en el interior de los edificios como en las aulas se han realizado siguiendo las más estrictas medidas de seguridad, de manera ordenada y escalonada; hecho que como Escuela queremos agradecer a los estudiantes de los centros y también a los vocales de centro, que en todo momento han sido receptivos en colaborar.

Reportaje del día 6 de julio de Canal Blau: Aulas a punto para acoger una selectividad atípica.