Saltar al contenido (pulsar Return)

Nil Peguero, titulado del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial y profesor ATP de nuestra Escuela, finalista de los Premios 'Medalles ADI 2020'

Nil Peguero, titulado del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial y profesor ATP de nuestra Escuela, finalista de los Premios 'Medalles ADI 2020'

La Asociación de Diseño Industrial ADI-FAD organiza los Premis ADI 2020, que engloba tres reconocimientos en diferentes ámbitos del diseño: los Premios Delta para profesionales y empresas de diseño industrial, otorgados desde 1961, las Medallas ADI para estudiantes de diseño de producto, las que se conceden desde 1976, y los Premios ADI Cultura reconociendo proyectos que ponen en valor la cultura del diseño, desde 2016.

Los ganadores de los Premios ADI se darán a conocer el  24 de noviembre de 2020, durante la Barcelona Design Week. 

Estos serán expuestos durante la primavera de 2,021 en el Barcelona Design Hub en la exposición "El mejor diseño del año", además de pasar a formar parte del libro ADI Book 2020.

Las Medalles ADI premian los proyectos de fin de grado, postgrado o máster de los jóvenes diseñadores formados recientemente en los centros educativos españoles. Tienen por objetivo contribuir a establecer puentes de unión entre el ámbito académico y el mundo industrial. Es un premio con una gran tradición en el panorama del diseño de nuestro país que fomenta el futuro talento de las generaciones más jóvenes. En esta edición se han seleccionado 12 proyectos finalistas y uno de ellos es de Nil Peguero, profesor asociado a tiempo parcial de nuestra Escuela del departamento de Ingeniería Gráfica y de Diseño (717), titulado del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto de la EPSEVG y estudiante del Grado en Ingeniería Mecánica en nuestra Escuela.

El nombre del proyecto presentado por el Nil Peguero es ALBA, y se trata de un sistema de iluminación infantil, interactivo y portátil. El tutor del Trabajo de Fin de Grado fue el Dr.Chema Ibáñez.

El proyecto Alba es la culminación de dos años de trabajo centrados en el concepto de "la luz como ente vivo". El proyecto se centra en la idea de utilizar la luz como medio no tangible para acompañar a las personas. En el proceso creativo centrado en el usuario, Nil ha aplicado metodologías objetivas de diseño.

La conclusión de esta investigación metodológica lo hizo llegar a dos grandes conclusiones: 1. El miedo a la oscuridad se soporta pero no se afronta, y 2. Los padres dentro del sector de la iluminación infantil son simples compradores, no usan el producto activamente.

Alba propone una colaboración activa entre los padres y los niños, a fin de abordar las dos conclusiones del proyecto. El hecho de trabajar juntos con un objetivo genera un espacio de confianza alrededor de la lámpara. Mientras los niños se sienten apoyados por sus padres, estos últimos pasan tiempo con ellos a modo de compartir en familia.

Los 6 modos de luz preinstalados, sin instrucciones previas, proponen un Sandbox en que padres y niños pueden explorar su funcionamiento. La colaboración entre ellos genera un espacio de confort para los niños y un desafío para los padres.

Los círculos dorados ponen de relevancia los contactos eléctricos sobre los que interactuar. Estos contactos se activan mediante movimientos como pulsación, rotación, enlucido, entre otros. Encontrar las combinaciones adecuadas activará modos diferentes.